Increíbles Beneficios del Aceite de Coco

beneficios del aceite de coco

Propiedades del Aceite de Coco

Al aceite de coco, a pesar de tener grasas saturadas, se conoce como un tipo de grasa saludable. Los beneficios del aceite de coco son innumerables. Entre ellos destaca su alto nivel en proteínas, ácido fólico, vitamina B y minerales como calcio, magnesio o el potasio.

Es cierto que casi el 90% es grasa saturada, pero la grasa saturada en el aceite de coco es principalmente ácido láurico, un ácido graso saturado de cadena media que parece tener un efecto más neutral sobre la salud en comparación con las grasas de cadena más larga saturadas que se encuentran en carnes o productos lácteos. Algunas investigaciones incluso sugiere que el aceite de coco puede mejorar el nivel de colesterol paradójicamente por el aceleramiento de las enzimas en el cuerpo.

Además, este tipo de grasas de cadena media se metabolizan más fácilmente en energía en el hígado, lo que significa que si llevas una buena alimentación no tiene por qué suponer ningún efecto negativo en la subida de peso, sino todo lo contrario. Lo recomendado es entre 1 y 2 cucharadas al día, dependiendo de las necesidades calóricas de cada uno.

Otros Beneficios del Aceite de Coco

Otro beneficio que ofrece el aceite de coco, gracias a su ácido láurico son sus propiedades antibacterianas. Estos aceites contienen abundantes antioxidantes que ayudan a eliminar los radicales libres que dañan nuestras células. Estos radicales son los que aceleran nuestro envejecimiento y provocan enfermedades. Es por eso que el coco también es ideal para la piel y para mantenerla radiante.

Por si fuera poco, el aceite de coco también ayuda en la pérdida de peso. Estudios han descubierto que el aceite de coco puede ayudar a reducir la grasa abdominal en las mujeres. Además es un alimento de fácil digestión y mejora las funciones del sistema endocrino. Otro punto positivo más, aumenta el metabolismo y te ayuda a quemar energía de manera más eficaz.

 

Otros beneficios que no dejan de ser menos importantes son:

  • Cuidado del cabello
  • Beneficioso para el corazón y enfermedades cardiovasculares
  • Sistema Inmune
  • Sistema Digestivo
  • Curación e Infecciones

 

¿Cómo elegir un aceite de coco?

Asegura que el aceite de coco que compres tenga la etiqueta “virgen” o “virgen extra”. Este tipo de aceite tendrá más antioxidantes, así como un sabor de coco y aroma más fuerte. Perfecto para elaborar curries como este pollo al  curry

Si no eres muy fanático del coco puedes probar los que vienen con expulsores. Estos tienen un aroma y sabor más neutro y suave. Estos aceites se suelen utilizar más para la cocción a temperaturas más altas.

Ambas versiones tienen una duración de aproximadamente 2 años sin refrigerar, así que no tienes que preocuparte de su caducidad.

 

Aceite de Coco para Cocinar

¿cuáles son las mejores maneras para cocinar con aceite de coco? Pues bien, lo cierto es que es un aceite muy versátil. Veamos:

Productos horneados:

Debido a que tolera altas temperaturas (al contrario que el aceite de oliva), el aceite de coco es un sustituto notable para la mantequilla, la manteca, u otros aceites vegetales. Por lo tanto, es ideal para elaborar Bollos, bizcochos, magdalenas, galletas o cualquier alimento que normalmente cocines en el horno.

Ten en cuenta que el aceite de coco es sólido a temperatura ambiente, por lo que normalmente antes debes fundirlo. Para ello, basta con colocar el frasco en un recipiente o en una cazuela con agua muy caliente y dejar que repose durante unos minutos. Si vas a mezclarlo con ingredientes fríos, asegúrate de agitar el aceite en forma rápida para que no se solidifique y salgan grumos.

En su forma sólida, el aceite de coco funciona muy bien como una opción libre de lácteos, en recetas en las que sueles mezclar la mantequilla con ingredientes secos, como por ejemplo la masa de los pasteles.

Si no quieres que cambie mucho el sabor del postre, también puedes sustituir la mitad de la mantequilla por el aceite de coco para limitar su sabor.

Granola:

El aceite de coco es ideal para hacer granola casera. Además presta un aroma irresistible a la avena y las nueces. Mientras que algunos aceites vegetales y frutos secos se oxidan a altas temperaturas, el aceite de coco puede soportar el alto calor del horno como ya mencionamos, así que es el aceite perfecto para hacer granola.

Verduras asadas:

La próxima vez que vayas a hacer verduras asadas como la calabaza, la batata, la remolacha o la zanahoria, trata de incluir el aceite de coco. Puedes mezclar el aceite con jugo de limón, tomillo o romero, sal y pimienta. ¡Exquisito!

Palomitas:

Cuando vayas a hacer tus palomitas en el microondas o en el caldero, prueba a sustituir el aceite convencional por el aceite de coco. ¡Además les deja un saborcito a coco muy difícil de resistir!

Mantequillas:

Si te gusta la mantequilla de maní (o cacahuetes), de almendras o de anacardos, prueba a hacerla casera. Muele 1 bolsita de almendras (o el fruto seco que elijas) con 2 cucharadas de aceite de coco hasta que quede suave y mantecoso. Puede llevar su tiempo, así que no te desesperes. Normalmente estas mantequillas se pueden hacer sin añadir ningún otro ingrediente, pero el aceite de coco le da una textura mucho más cremosa. Nunca más querrás volver a comprar una mantequilla en el supermercado.

Mayonesa Paleo:

También puedes sustituir mitad de la cantidad de aceite que usas para hacer mayonesa y elaborar una mayonesa casera con aceite de coco. Te dejo esta receta para que la pruebes (solo 2 ingredientes necesarios)

aceite de coco

Espero que hayas disfrutado y que ya conozcas todos los beneficios del aceite de coco. Seguro que hay muchos más que desconozco, así que no dejes de comentar si conoces alguno más o si quieres compartir alguna receta con nosotros.

¡Pasad un buen día!

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *