Cardio en Ayunas para Quemar Grasa

cardio en ayunas

¿Puede ayudarte el cardio en ayunas a perder grasa más rápido que otros métodos? Para entender mejor como podría beneficiarte primero necesitamos conocer algunos aspectos.

No voy a basarme en grandes explicaciones con gráficos ni a usar términos científicos. Este no es mi objetivo, porque posiblemente nadie se enteraría de que hablo. Utilizaré términos completamente sencillos para que todos podamos entender la función del cardio en ayunas y podamos aplicarlo a nuestra rutina diaria.

 

Cardio en ayunas a primera hora de la mañana.

Primero que nada, por si alguien aún no sabe que significa el término “cardio”. Este hace referencia a ejercicios cardiovasculares como correr, caminar, montar en bici, etc.

La idea básica de realizar cardio en ayunas con el estómago vacío es simple. Tu cuerpo, al no tener alimento, tiende a quemar la propia grasa almacenada (acude a las reservas de grasa como combustible) Visto así es fácil de entender. El cardio en ayunas te ayudará a perder más grasa, pero las razones de su funcionalidad son algo más complejas.

Veamos entonces…

 

¿El cardio en ayunas es eficaz?

En resumidas cuentas, SI, es eficaz y funciona.

¿Por qué?

  1. Ayuda de forma más eficaz que otros tipos de cardio a usar las grasas como combustible.
  2. Es el momento perfecto para que tus hormonas y metabolismo se alineen y puedan movilizar estos ácidos grasos.

Varios estudios han demostrado que los resultados son ciertos. Para ser precisos, un estudio publicado en UK en “British Journal of Nutrition” encontró que aquellas personas que realizan cardio en ayunas a primera hora de la mañana quemaban 20% más de grasa que cuando realizaban el cardio después de alguna comida. Muchos estudios anteriores también muestran resultados similares. 

 

Cardio para quemar y movilizar la grasa 

Vamos a intentar explicar esto de forma sencilla para que todos podamos entenderlo.

Después de un rico sueño, al despertar, tu cuerpo presenta ciertas características idóneas para ayudar a movilizar la grasa:

  1. Niveles de insulina bajos – Al haber estado sin comer unas 10 horas, tus niveles de insulina son muy bajos. En estos niveles, tu cuerpo es capaz de liberar y transportar toda esa grasa almacenada.
  2. Bajo nivel de azúcar en sangre – Es cierto que esto impedirá llevar a cabo un entrenamiento intensivo porque no dispones de suficiente energía o combustible para ello. Pero también es cierto que tu cuerpo, al no tener suficiente glucosa en el cuerpo, acude a las reservas de grasa para poder sacar así el combustible necesario y poder cumplir con nuestro entrenamiento.
  3. Nuestro cuerpo dispone de unas hormonas denominadas “hormonas del crecimiento”. Cuando los niveles de insulina son bajos, estos por el contrario suelen ser altos. Al despertar, tus niveles de HC estarán más altos que en otra parte del día. Esto actúa como catabólico en las células grasas (es decir, ayuda a romper los depósitos grasos de nuestro cuerpo)

 

¿Deberías entonces incorporar el cardio en ayunas?

Todo esto depende de cada individuo y sus particularidades. Yo recomiendo realizarlo a aquellas personas que tienen un índice de grasa corporal normal y buscan eliminar estos últimos kilos que siempre son más difíciles. Con cardio en ayunas podrás ver los resultados mejor y te ayudará en tu meta final. Si por el contrario tus niveles de grasa están por encima de lo normal, te recomiendo cualquier hora del día para realizar cardio. Cualquier momento será bueno. Simplemente se constante.

Algo que recomiendo es no superar los 40 minutos de cardio en ayunas ni realizar ejercicios con intensidad muy elevada. Caminar a paso ligero o trote ligero será más que suficiente. Esto se hace para evitar desgastar nuestra masa muscular ya que no nos conviene. La masa muscular también es un gran aliado a la hora de quemar grasa.

Si ves que no puedes, que se agota tu energía y te mareas, mejor déjalo, no es para ti.





2 thoughts on “Cardio en Ayunas para Quemar Grasa

  1. Eurekilla

    He llegado a tu blog a través de instagram. Me ha resultado muy ameno leer varias de las entradas, pero esta en particular me ha llamado la atención porque en mi caso, estoy modificando hábitos sin obtener los resultados deseados. Soy diabética y lo de hacer cardio en ayunas, no lo veo viable. Siempre he comido variado y sano, pero los fines de semana, al final sales a comer fuera y cometes excesos. No ayuda el hecho de haberme pasado los últimos meses más sedentaria, debido a una lesión en un pie y otra en un brazo. Mido 1,61 cm y peso 69kg. ¿Podrías darme algún consejo? He leído bastante y creo que lo ideal es el deporte, sin duda, pero he vuelto a trabajar, después de varios meses en paro y no se de dónde sacar tiempo y ganas (aunque voy a natación)

    Responder
    1. Nutryfitness Post author

      Buenos días Eurekilla. Primero que nada, gracias por visitar nuestra web. Aún estamos empezando, pero con mucha ilusión.
      Yo te recomendaría si sales a comer los fines de semana que solo realizaras una comida “trampa” (a esto lo denominamos cheat meal, no se si habrás leido el artículo. Si no aquí te dejo el enlace http://nutryfitness.es/cheat-meal/ )
      Si llevas comiendo bien toda la semana, pero al llegar el fin de semana comes todo lo que se te antoje, entonces todos tus esfuerzos no habrán servido de nada.

      La alimentación es lo más importante. Se suele decir que el 70% es alimentación y el otro 30% deporte. Se que al principio es difícil, pero todo se consigue y siempre puedes sacar tiempo. Te comento mi caso. Yo trabajaba de 8 a 6, llegaba a casa y tenía que preparar la comida, estudiar y todas las rutinas que conlleva ser ama de casa. Me propuse un plan de 21 días (no podía permitirme ir al gimnasio, así que busque programas de ejercicios para hacer en casa) Si normalmente me levantaba a las 7, empecé a poner la alarma a las 6. Esa hora extra la dedicaba a hacer ejercicio. Como siempre había llevado una vida sedentaria empecé por ir a caminar ligero. Poco a poco fui añadiendo más intensidad y más ejercicios a mi rutina.
      Si no puedes realizar cardio en ayunas prueba a comer algo muy ligero y sal a caminar. Camina unos 35-40 minutos, vuelve a casa, prepárate y desayuna como siempre. Además, verás que te notarás más activa y despierta durante el día y posiblemente rindas más en tu trabajo. Cada persona es un mundo, pero al menos en mi caso fue así. Al principio te costará más y querrás abandonar. No lo hagas y piensa a largo plazo. Verás que una vez superas la regla de los 21 días tu cuerpo ya se habrá habituado y será como una rutina más.

      Intenta comer alimentos naturales, de la tierra. Si comes pastas o arroces que sean integrales, evita las frutas después del medio día, bebe mucho líquido y evita por todos los medios productos procesados (embutidos, salchichas envasadas, bollerías industriales, etc.) Evita también los refrescos, incluso las bebidas lights (contienen edulcorantes y te hinchan el estómago)

      Poco a poco iremos publicando más rutinas para comer bien y pautas de ejercicios para realizar desde casa.

      Ánimo y piensa que todo lo que te propones puedes lograrlo:)

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *