¿Es la Crema de Cacahuete (o Maní) Saludable?

mantequilla de cacahuete

La mantequilla o crema de cacahuetes es uno de esos puntos débiles que llenan mi despensa. Si no la has probado, es todo un dulce y una tentación difícil de resistir! Está buenísima ya sea en tostadas, con frutas, con helado o cualquier cosa que se te ocurra.

Pero lo que seguro no sabías es que sus beneficios no son solo su “sabor delicioso para el paladar” sino que tiene otros beneficios para tu salud. Es lo que podríamos decir grasas “buenas”.

Muchas personas no se atreven a comer crema de cacahuetes por miedo a engordar o porque creen que no es buena para sus dietas. Está claro que tiene muchas calorías y que la idea no es zamparse un bote entero en un día, pero una cucharada de mantequilla de cacahuetes puede ofrecer muchos beneficios y para nada te va a frenar en tu pérdida de peso.

La verdad sobre la mantequilla de cacahuetes

La razón principal por la que la mantequilla de cacahuetes parece estar en la “lista negra” de las personas que buscan perder peso es por su alto nivel calórico. 2 cucharadas contienen 200 calorías, por lo que, dependiendo de tu cantidad de calorías recomendadas, 2 cucharadas pueden aportar el 10% de las calorías que debes consumir en un día.

Vale, es cierto que tiene muchas calorías, pero esto no es motivo para que la omitas de tu dieta. Si llevas una dieta de unas 1500 calorías, 1 cucharada o una cucharadita de crema de cacahuetes no te va a suponer ningún impedimento siempre que lleves un buen control de tu dieta. Además, una simple cucharada de grasas buenas como el cacahuete pueden mantenerse alejado de antojos y sobre todo mayor sensación de saciedad. La clave está en ser moderados.

Las grasas saturadas no siempre son malas

Por mucho tiempo este tipo de grasas fue considerado como el “demonio” de las enfermedades del corazón o el impedimento para perder grasa. Es por ello que comenzaron a salir al mercado miles de artículos “bajos en grasa” para “mejorar” nuestros alimentos. Lo que no sabéis es que muchas veces es peor el remedio que la enfermedad.

La verdad es que las grasas saturadas no son nuestro enemigo principal. De hecho, es incluso beneficial para la producción de hormonas y vitaminas como la testosterona o la vitamina D.

La mantequilla de cacahuetes además contiene muchas “grasas buenas”, o lo que diríamos, monounsaturated y polyunsaturated. Estas grasas buenas ayudan a reducir el colesterol, las enfermedades del corazón y la presión sanguínea. También tienen propiedades antiinflamatorias, lo que ayuda a recuperarte mejor y a reducir el riesgo de síndromes metabólicos. Esto sin contar que además aportan un importante porcentaje de proteinas.

Comprar crema de cacahuetes

Mantequilla de almendras meridianEs muy importante que a la hora de escoger tu mantequilla de cacahuetes leas los ingredientes. El cacahuete debe ser su único ingrediente para que sea 100% natural. Si tiene otros ingredientes adicionales (en especial azúcar) mejor evítalo. No te fies de algunas versiones que ponen “menos grasa” o “bajo en grasa”, porque seguramente tendrán otros ingredientes peores que sustituyen a la grasa natural del cacahuete. 

 

 

 

 

Mantequilla de cacahuete o de almendras ¿Cuál elegir?

En los últimos años la crema de almendras ha arrasado el mercado por los grandes beneficios que aporta la almendra. Algunos argumentan que uno de los grandes beneficios que lo diferencian es la vitamina E y el hierro. Las almendras ofrecen 25 miligramos de vitamina E, mientras que el cacahuete solo aporta 10 miligramos. 

Esto no quita otras ventajas que ofrece el cacahuete: Una gran cantidad de Selenio y vitamina B-3. Ambos juegan un papel importante en la producción de energía y el metabolismo.

Lo cierto es que, ambas están cargadas de increibles beneficios (y sobre todo de sabor). Ambas ofrecen diferentes nutrientes esenciales y son altas en proteina. Es cierto que la manteca de maní (de cacahuetes) es mas económica, pero yo en mi caso tengo ambas y voy cambiando depende del día o lo que me apetezca en ese momento. 

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *