7 Razones por las que NO Estas Perdiendo Grasa Abdominal

grasa abdominal

Tu puedes estar entrenando como un campeón, llevar una dieta perfecta y dormir horas suficientes pero aún sientes que estás estancado en el mismo sitio y no estás perdiendo la grasa abdominal que te gustaría o no estas viendo cambios. Hay nuevos factores que se han descubierto que pueden estar frenando e impidiendo estos cambios y puede que sea por ello que no estás perdiendo peso o bajando “barriga” como deberías. Así que toma nota: 

 

VIVIR EN UNA ZONA MUY AJETREADA

Estar expuesto continuamente al tráfico y al ruido de una ciudad grande hace que seamos un 29% más propensos a tener una cintura mas grande, eso dicen estudios demostrados por “Occupational and Environmental Medicine (OEM)”.

Otros estudios demostraron que mucho bullicio puede hacer disparar tus niveles de cortisol (una hormona asociada a la grasa abdominal).

Mi recomendación es que intentes aislarte de tanto ruido escuchando música relajada al llegar a casa e intenta despejarte. 

 

TUS HÁBITOS DE BEBER BEBIDAS GASEOSAS o REFRESCOS

Irónicamente, normalmente las personas que tienden a sorber bebidas no-calóricas para hacer el esfuerzo de rebajar calorías, son por lo general los que ganan mayor grasa abdominal. Las bebidas gaseosas de dieta como “cola light” tienen edulcorantes artificiales que hacen que tus antojos por dulces y por comer más se vean incrementados, por lo que es mucho más fácil que termines pegando el atracón o comiendo dulces que no deberías. Si no puedes dejar a un lado las burbujitas y el refresco opta por probar bebidas naturales que no contengan endulzantes artificiales. Por ejemplo agua gaseosa con pedazos de fruta para dar sabor, o bolsitas de té de frutas. 

 

MENTE MULTITARÉA 

Estudios realizados por la Universidad de Brown encontraron que aquellas personas que son capaces de concentrar todos sus pensamientos en la actividad que están desarrollando en el momento, pueden tener incluso medio kilo menos en porcentaje que aquellos que tienen la cabeza y los pensamientos en todos lados. Los científicos han descubierto que la meditación y las personas que son conscientes y viven en el presente tienen mucho más poder para superar los impulsos, controlar el apetito y tener más fuerza de voluntad para realizar ejercicio. Si quieres empezar a cultivar estas cualidades te recomiendo que comiences a practicar meditación, yoga o ejercicios que te ayuden a relajarte, como pasear mientras controlas tu respiración o correr mientras escuchas música que realmente te guste. 

 

FALTA DE CALCIO

57% de las mujeres están consumiendo menos calcio del recomendado diariamente y esto puede verse afectado en el aumento de caderas. Los alimentos ricos en calcio pueden ayudar a aplanar el vientre. Los alimentos cargados de calcio suprimen mejor una hormona que promueve el almacenamiento de grasa. Te recomiendo alimentos como yogurt griego, brocoli, kale o tofu. La leche para muchas personas puede tener el efecto contrario, ya que muchos tenemos cierta intolerancia a la lactosa y no nos sienta del todo bien. 

 

TU DESPLAZAMIENTO AL TRABAJO

Entre más largo sea el camino a tu trabajo mayor probabilidad tienes de tener ese vientre o chicha de más ¿Por qué? Es lógico, cuanto más tiempo pases en la carretera menos tiempo está tu cuerpo en movimiento. Está claro que no es algo que puedas cambiar fácilmente, pero si es una distancia considerada prueba a ir en bicicleta o a aparcar un pelín más lejos para obligarte a hacer ejercicio, bajate dos paradas antes u obligate simplemente a moverte un poco más. Si tienes un gimnasio de camino al trabajo o cerca te recomiendo que te lleves tu bolso contigo y vayas antes de entrar a trabajar o nada más terminar, así no tendrás excusas para moverte. 

 

DESPERTARSE CANSADO

Muchos estudios han demostrado que la falta de sueño puede aumentar los niveles de cortisol que mencionamos ya anteriormente. Si no duermes lo suficiente, te despiertas cansado o la CALIDAD de tu sueño no es la adecuada (te mueves mucho, te volteas a cada rato, etc) tu cuerpo no podrá recuperarse bien y comenzará a acumular grasa. Si te levantas por la mañana e inmediatamente sientes que te estás quedando dormida otra vez, eso sin duda va a hacer que se te eleve el cortisol.

Si eres de las que se tira en el sofá por horas viendo la TV, como sabrás, esta no es la mejor receta para perder peso. Se recomienda dejar todo aparato electrónico al menos media hora antes de irte a dormir. Debes calcular que para que tu cuerpo descanse como debería necesitas al menos 7 u 8 horas de sueño. Te recomiendo este artículo de  5 razones por las que te despiertas cansado 

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *