5 Puntos clave antes de tomar Quemadores de Grasa

termogenico grenade

 

Seguro habrás oído sobre “fat burners”, termogénicos o quemadores de grasa. Una simple pastilla que parece ayudarte a derretir esa grasa que te sobra. No es exactamente así de fácil como funcional. Los quemadores de grasa son otro suplemento más. Están diseñados con ingredientes que pueden ayudarte a acelerar o facilitar la pérdida de grasa, pero no son píldoras mágicas. No pueden reemplazar una buena dieta y una rutina de deportes pero si pueden servirte de apoyo.

Imagina que estás intentando “matar” las células grasas. Metafóricamente, una buena dieta sería el arma, la artillería pesada. El ejercicio sería el fuego, la bala, y el quema grasa podría ser el puntero o la ayuda para alcanzar mejor esas células y poder derribarlas con mayor eficacia. Ahora bien, si no sabemos darle el uso apropiado, el efecto será nulo y estarás malgastando tu dinero.

Voy a compartir contigo 5 conceptos básicos que debes saber para saber cómo usar un quemador de grasa de manera eficaz. Quizás si aprendes a usar bien estos conceptos puedas conseguir mejor tus metas y crear un cuerpo bien esculpido. Pero recuerda que no existen fórmulas mágicas.

 

1. La dieta es el 80% de tu batalla para perder peso.

Un gran error que muchos cometemos es pensar que un suplemento para perder peso y un poquito de ejercicio te van a hacer conseguir grandes resultados y vas a perder peso sin problema. Siento comunicarte que los milagros no existen. Por el contrario, si sabes establecer una dieta con alimentos naturales, ajustada a tu medida y objetivos y llevas un control de las calorías que deberías consumir en un día ya tienes el 80% de terreno resuelto. El otro 20% simplemente se trata de deporte, dedicación y es ahí donde entra ese extra empujoncito de suplementos.

Los quemadores de grasa pueden funcionar de muchas maneras. Aumentan tu energía, disminuye la sensación de antojo, promueve la grasa para que pueda ser usada como energía y aumenta tu metabolismo y tu temperatura corporal para que puedas quemar más calorías a lo largo del día. Pero seamos realista, si te tomas un quemador y enseguida te zampas una hamburguesa, una pizza o un helado, ten por seguro que no notarás ningún cambio. Así que para empezar, comienza a pensar que estás comiendo y cambia tu dieta si es necesario. Recuerda que para quemar grasa o perder peso necesitas consumir menos calorías de las que quemas en un día. Para una chica de unos 60-65 kilos de unos 25 años, debería consumir unas 1.300 calorías aproximadamente al día si quiere obtener buenos resultados. Lo ideal es una dieta que combine todo los macronutrientes necesarios, una dieta alta en proteínas, mucha verdura, grasas saludables y carbohidratos (a ser posible todo integral para aprovecharnos de los beneficios de la fibra) Intenta comer al menos un 80% natural y evita los productos procesados.

 

2. Asegurate que tu meta y tus expectaciones son realistas.

Se realista, no te pongas metas grandes que no puedes alcanzar. Tomar un quema grasas  termogénico no te va a ayudar a perder 3 kilos en una semana. Para que sea una pérdida de peso equilibrada y sana no debería superar los 0,5-1,5 kilos semanales (dependiendo de cuanto sea tu peso inicial). Perder más de ese peso puede suponer también la pérdida rápida del músculo. Perder músculo te dará un físico poco definido, amorfo o flácido. Lo importante es mantener y crecer el músculo para conseguir un cuerpo definido y tonificado.

Toma nota de tus metas de manera semanal o mensual. Una vez tengas claras tus metas “realistas” un buen quema grasa puede ayudarte con unos gramitos.

 

3. Más no es sinónimo de mejor.

Los fat burners ya están diseñados para darte las dosis necesarias de ingredientes para

reforzar tu pérdida de grasa. Esto no significa que si tomas más te va a hacer más efecto. Esto incluso puede ser muy peligroso ya que normalmente contienen cafeína y taurina, por lo que el ritmo cardiaco puede verse afectado negativamente si consumimos más de lo que

deberíamos. Los fabricantes del suplemento suelen especificar en la etiqueta la dosis diaria

recomendada (normalmente suele recomendarse dos al despertarse y dos antes de comer)

!!Repito!! LEE las instrucciones, todas son diferentes. Yo te recomiendo que al menos las dos primeras semanas empieces con una dosis más pequeña. Si en estas dos semanas te va bien, puedes atreverte y tomar la cantidad que te aconseja el fabricante. En un principio si no estás acostumbrada y tomas dos pastillas al levantarte puede pasar que, al cabo de unos minutes, notes sensación de taquicardia o el ritmo cardíaco muy acelerado. Por eso te recomiendo que comiences con una y pruebes los efectos de poco a poco.

 

4. Sobrepasarse con la cafeína puede desgastar tu cuerpo.

Si no puedes empezar tu dia sin una taza de café y tomas otros 3-4 cafés diarios ten mucho cuidado cuando vayas a elegir un termogénico o un quema grasa. La gran mayoría contienen cafeína como una de las sustancias principales.

Sin duda buscamos aumentar todos los beneficios que nos proporciona el quema grasa, entre otros, tener más energía (lo que normalmente se consigue con altos niveles de cafeína). Pero si mezclamos suplementos de cafeína con varias tazas de café podríamos tener un efecto contrario. En estos casos de “sobredosis” de cafeína se presentan síntomas como fatiga o dificultad para recuperarte después de un entrenamiento duro. Así que olvida ese pensamiento de que si combinas ambos vás a conseguir mejores resultados. Este acto solo frenará los efectos positivos del quemador de grasa por “sobre-estimular” tu cuerpo.

Hay miles de quemadores en el mercado, así que no saltes al primero que veas. Analiza varios, busca referencias de otros usuarios, lee los ingredientes y escoge el que más se adecue a tus necesidades.

 

5. Mide tus resultados

Una vez ya has elegido un quemador de grasa adecuado, deja al menos 2-3 semanas antes comprobar tu progreso.

Antes de empezar tómate fotos y mídete el índice de grasa corporal y tu peso en cualquier farmacia. No puedo darte un consejo exacto de que quemador elegir. Ciertas personas reaccionan mejor a ciertos ingredientes, así que lo que puede funcionar bien para mi puede no ser efectivo para ti. Si después de unas cuantas semanas ves que a pesar de llevar una dieta sana, hacer deporte y tomar tu termogénico no notas ningún cambio considera cambiar de marca y vuelve a reconsiderar todos los pasos anteriores. 

 

Así que recuerda: Planifica tu dieta, haz tu plan de ejercicios, no abuses de la cafeína y lee la etiqueta antes de lanzarte a probar un quemador de grasa. Mantén estos 5 puntos básicos en mente y ánimo en tu batalla para perder peso.

 

Actualmente yo estoy tomando las Grenade y me van muy bien, aunque también he probado otras de Trec Nutrition y ambas me han ido muy bien.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *